OUR BLOG

Lorem Ipsum is simply dummy text

velez

Vélez-Málaga, Un entorno muy saludable

10Feb

Situada al sureste de la provincia de Málaga, la localidad de Vélez-Málaga es la capital de la comarca de la Axarquía. Una de las zonas más bonitas no solamente de la región, sino también de toda Andalucía. Una ciudad llena de cultura e historia que ofrece además una gran variedad de paisajes de singular belleza donde las especies vegetales silvestres se entremezclan con los campos de cultivo de frutales, hortalizas y productos subtropicales. Lo cual se explica por la orografía y la situación de la cuenca del río Vélez, confiriendo además un microclima al municipio que se caracteriza por temperaturas suaves todo el año. Un clima subtropical que influye en esta variedad de paisajes y que la ha convertido en la zona de mayor producción de fruta subtropical de España, sobre todo de aguacate y mango, que se exporta a ma´s de 30 países.

Aunque u origen es anterior, es en la época árabe cuando Vélez-Málaga adquiere cierta importancia por su riqueza y su situación estratégica. Una época que ha legado a la localidad un amplio abanico de monumentos y edificios de gran belleza y que todavía hoy se conservan. Vestigios de un pasado que nos hablan de los acontecimientos acecidos en la zona y que han marcado a fue la personalidad de la Axarquía, como la Iglesia de Santa maría la Mayor, el palacio Municipal, la Iglesia de San Juan Bautista o el Convento de San Francisco. 

Pero el simple hecho de pasear por las calles musulmanas de la localidad ya supone un auténtico deleite para nuestros ojos. Un casco antiguo en el que el legado árabe se funde con  el complejo urbano Fenicio de Los Tascanos y el cementerio de Cerro de Mar y sus jardines. Un fiel reflejo de todas las civilizaciones que a lo largo de los siglos se han asentado en la zona. No en vano su casco antiguo está declarado como Bien de Interés Cultural.

No podemos hablar de Vélez-Málaga sin hacer mención a su exquisita y variada gastronomía. Tanto la propia localidad como los pueblos de la costa ofrecen un amplio abanico de restaurantes y bares de tapas donde el visitante puede degustar platos tan típicos como el bacalao en salazón, el ajoblanco, la ropa vieja, el ajobacalao, el pescaito frito, la sopa cachorreña y los famosos espetos. Además de las delicias de su repostería de influencia árabe, entre las que debemos destacar las ricas tortas de aceite y los mostachones.