OUR BLOG

Lorem Ipsum is simply dummy text

Axarquía-Malaga

Sobre la Axarquía de Málaga…

13Abr

Situada en la parte más oriental de la provincia, la comarca de la Axarquía es, sin duda, una de las mejores zonas para hacer turismo en Málaga. Una comarca que destaca por la diversidad de sus 31 pueblos en los que se combinan perfectamente las zonas de montaña con los valles, acantilados, extensas playas y pequeñas calas. Pueblos capaces de transportar al viajero desde el pasado árabe más clásico a la modernidad de la costa más actual. En pocos kilómetros es posible encontrar un amplio abanico de paisajes, climas y situaciones que llegan  hacernos pensar que hemos cruzado varios países.  Precisamente por esta variedad de contrastes es por lo que muchos hablan de la Axarquía como una Málaga en pequeño. No en vano, es la comarca que más municipios abarca de toda la provincia.

Una de las comarcas con más personalidad y solera de toda Andalucía. Tanto en las poblaciones costeras como en las de interior podemos disfrutar de ese sabor andaluza que tanto nos gusta y que nos lleva a respirar la nostalgia de un pasado lleno de esplendor. Y es que su variedad física y humana se ha visto enriquecida por importantes acontecimientos históricos que han legado a la ciudad impresionantes muestras culturales que engrandecen  aún más si cabe el magnífico entorno natural que posee.

En su franja costera encontramos poblaciones turísticas tan populares como el Rincón de la Victoria, Almayate o Torre del Mar, zona costera de Vélez Málaga, capital de la comarca. Si continuamos hacia la zona de Levante, nos encontramos con Algarrobo, Torrox y Nerja. Esta última situada sobre una preciosa llanura que se asoma al acantilado como si de un balcón se tratase. Al pasar Nerja, el paisaje nos deleita con sus abruptos acantilados calizos que llegan a superar los 200 metros de altura, formados por la caída de la Sierra de Alimijara sobre el Mediterráneo. Un tramo que junto con Maro nos ofrece un impresionante paisaje salvaje que ha sido reconocido como Paraje Natural. En el interior, la montaña caliza nos sorprende con la preciosa Cueva de Nerja.

Pero además, junto a estas localidades costeras, en el interior de la Axarquía se encuentran distribuidos un sinfín de pueblos de esencia mediterránea y mudéjar, de casas blancas, encaladas, tejados rojos, paredes llenas de macetas y calles estrechas y sinuosas.

Axarquía-Malaga

Por supuesto, no podemos hablar de la Axarquía sin hacer mención a su deliciosa gastronomía. Una gastronomía que es tan variada como sus paisajes. Los productos del mar predominan en las recetas de los pueblos costeros, mientras que los platos típicos de las poblaciones interiores siguen conservando la esencia de su pasado árabe. Lo cual se percibe tanto en la manera de prepararlos como en las tradiciones de la zona.